La historia de los aros de oro

La brisa iba dejando un rocío en su barba mientras la nave “La venganza de la Reina Ana” surcaba las aguas del Mar Caribe. Su tenebrosa figura oculta en una oscuridad de la que sólo se podían vislumbrar el destello de unos aros de oro que, en cada sacudida de la embarcación, tintineaban creando unas notas agudas. Los delfines parecían coser las agitadas aguas mientras el imponente barco se dirigía hacia la costa de la provincia de Yucatán (Méjico). Una cosa estaba clara: Ningún oleaje sería capaz de detener a Edward Teach, conocido como “Barbanegra”.

Como Barbanegra, fueron muchos los piratas que lucieron su accesorio predilecto: el aro de oro. Pero ¿Qué sabemos de esta antigua costumbre dentro del mundo de la piratería?

mapa_mundo_piratas_cabo_hornos_esperanza_york_ecuador_tormentas

Circulan distintas teorías acerca de por qué los piratas llevaban pendientes de oro en forma de aro. Algunas tienen algo de sentido y otras no tanto. En este artículo os contaremos seis de ellas.

Teoría nº1: Como símbolo de valor y temeridad

Todo empezó con el corsario Francis Drake, quien fue el primero en ponerse un aro de oro en su oreja. Esto a día de hoy no nos llama especialmente la atención ¿verdad? Ese pendiente de oro clavado en el lóbulo de su oreja tenía un significado especial y concreto: Era un símbolo de valentía por haber conseguido pasar por el temido Cabo de las Tormentas (actualmente Cabo de Hornos), lugar donde numerosas embarcaciones se hundían  por el temporal que las azotaba. Las condiciones climatológicas en esa zona eran tan extremas que muchos experimentados navegantes evitaban pasar por sus aguas traicioneras.

Francis Drake dio pie a una costumbre que se iría propagando entre piratas y corsarios pero que, con el tiempo, se iría modificando. Ya no solo se ponían un aro al cruzar el Cabo de Hornos, sino que lo hacían también con el cabo de Buena Esperanza y el cabo de York, pero siempre siguiendo una norma:

  • Aro en oreja izquierda: Cabo de Hornos
  • Aro en oreja derecha: Cabo de Buena Esperanza
  • Dos aros en la oreja izquierda y uno en la oreja derecha: Vuelta al mundo

“Los aros representaban la cantidad de cadáveres repescados de las aguas”.

En esta misma línea, existía otra costumbre, la cual era poner un pequeño aro de oro a aquellos piratas más jóvenes que cruzaban por primera vez el ecuador.

Dicho esto, podemos sacar como conclusión que el aro de oro era como un galardón, un símbolo de valor y temeridad en el mar de quien lo portaba.

Teoría nº2: Mejoraba la vista

Raro era el pirata que durante el día no hiciera uso de su catalejo para observar el horizonte en búsqueda de algún navío que desvalijar. Cuando, pasados los años, la vista empezaba a volverse borrosa, los pendientes de aro jugaban un papel importante para ellos. Muchos eran los que les conferían poderes curativos para sanar sus problemas de vista por contener metales preciosos como el oro o la plata.

Teoría nº3: El remedio para los mareos

Parece ser que el oficio de la piratería está muy reñido con padecer mareos. Aun así, varios piratas sufrían mareos al emprender la ruta hacia el tesoro. Algunos de ellos tenían la clara convicción de que tener perforada la oreja les evitaría cualquier mareo.

En Swiss International Business Group te ofrecemos el servicio más completo de joyería en España.

Descubre en que te podemos ayudar

Teoría nº4: El talismán protector

En esta teoría, la creencia se basaba en que los aros de oro funcionaban como un amuleto de protección frente a cualquier desgracia. De esta manera, cualquier pirata que los llevara vivía con la tranquilidad de que, por mucho que cayera en alta mar, nunca se ahogaría.

Teoría nº5: Prevenía la sordera

Algunos textos recogen que, durante los combates, el estruendo de los cañones era tan increíble que provocaban un odioso pitido en los oídos del que estuviera al lado de estos. Para contrarrestar el ruido, los piratas se tapaban sus oídos con rollos de cera que enganchaban a sus aretes. Así, si se les caía el tapón de cera durante el fervor de la batalla, éste quedaría enganchado en el pendiente para no perderlo y volvérselo a poner.

Teoría nº6: Para morir con dignidad

Pocos piratas llegaron a viejos, ya que los combates que lideraban eran de lo más salvajes. Su fatídico destino era de sobra conocido y muchos de ellos ponían su pendiente en forma de aro como garantía para poder pagar su propio entierro. Así, si alguien encontraba el cuerpo de un pirata flotando en las aguas, podía quedarse con sus pendientes, siempre y cuando cumpliera una única condición: Enterrarlo dignamente. De no cumplir esta condición, el desgraciado ladrón estaría condenado a ser martirizado por el fantasma del pirata.

Muy ligada a esta teoría existe otra que cuenta que los aros representaban la cantidad de cadáveres repescados de las aguas.

En lo que respecta a los aros en sí, los había de todos los tipos. Algunos eran simples y otros más trabajados, ya que algunos de estos tenían grabado el puerto de origen del pirata para que su cuerpo fuera devuelto a sus familiares.

Cementerio_pirata_Isla_Santa_María_Madagascar_pendientes_aro_oro_por_que
Cementerio pirata - Isla Santa María (Madagascar)

Todas estas teorías podrían dar lugar a nuevas, pues cada día se descubren nuevos datos que, ligados a la imaginación de cada uno, acaba ofreciéndonos historias increíbles.

¿Y tú? ¿Conocías alguna de estas teorías? ¿Con cuál te quedarías?  ¡Háznoslo saber en los comentarios!

Recibe descuentos exclusivos, promociones y las últimas noticias suscribiéndote a nuestra newsletter. 
SUSCRIBIRME A LA NEWSLETTER

Privacy Preference Center

error: Content is protected !!
Abrir chat
¿Hablamos?