El diamante: de la mina a la joyería

Un diamante no es solo una piedra preciosa, es el resultado de semanas de trabajo, diseños para sacarle el mayor provecho, tallados, exhaustivos análisis y un sinfín de tareas que contribuyen a la elaboración de esta piedra que vemos en las joyerías. Sí, nosotros vemos el trabajo finalizado, pero…

¿Sabes todo lo que hay detrás?

¿Cómo se le da forma al diamante?

Muy poca gente ha tenido la posibilidad de poder ver físicamente un diamante en bruto tal y como sale de la mina o del laboratorio. Lo que es cierto es que, para que un diamante en bruto consiga tener el aspecto de una gema atractiva a los ojos del cliente, éste tiene que pasar por las manos de diferentes expertos, entre los que se encuentra el encargado de tallar el diamante, conocido como lapidario.

Tallar un diamante es una ardua tarea que requiere mucha experiencia, ya que un movimiento en falso puede hacer que el valor de un diamante caiga en picado. Además es un proceso que toma su tiempo. Para que te hagas una idea, tallar un diamante talla brillante de un quilate puede llegar a tardar unas 8 horas aproximadamente.

Dicho esto, te explicaré de forma muy sencilla las etapas por las que pasa un diamante desde su recepción en bruto hasta su tratamiento final para la posterior venta (tras cada explicación, tendrás la posibilidad de ver un vídeo):

Estudio previo del diamante en bruto

Todos los diamantes extraídos de la tierra o fabricados en un laboratorio se someten a un estudio previo antes de proceder a realizarle cualquier corte. Dependiendo del calibre del diamante en bruto, el estudio es a veces más o menos exhaustivo.

En esta fase, se buscarán todas aquellas imperfecciones para poder sortearlas y que no acaben en el diamante tallado. Si la piedra tiene un cierto tamaño se estudiará con mucha precisión como aprovecharla al máximo para conseguir un mayor beneficio. Ten en cuenta que cada milímetro cuadrado de diamante es dinero, así que hay que hacerlo de la mejor forma posible.

Muchos de los expertos trazan líneas de corte con diferentes bolígrafos para ver cómo aprovechar al máximo la piedra preciosa.

En Swiss International Business Group te ofrecemos el servicio más completo de joyería en España.

Descubre en que te podemos ayudar

Corte del diamante

Una vez estudiado el diamante en bruto, se procede a su corte para eliminar aquellas partes más dañadas o menos aprovechables del mineral y quedarse con lo que se seleccionó para, posteriormente, desbastarlo, facetarlo y pulirlo y así conseguir la talla deseada.

Dentro del corte del diamante, existen dos posibles técnicas: el crucero y el aserrado.

El crucero o clivaje: Se trata de una técnica conocida desde hace más de 2.000 años para partir diamantes en bruto en dos. El procedimiento es muy sencillo. Se realiza una ligera hendidura en la zona del diamante por donde queremos que se parta y acto seguido, se coloca una lámina de acero en esa hendidura para golpearla fuertemente. Una vez golpeada, el diamante se partirá en dos.

El aserrado con láser: Con esta técnica, el encargado de realizar el corte es un haz de luz láser que, durante varias horas o semanas, irá cortando nuestro diamante en bruto. Lo que tarde dependerá del volumen de la piedra.

Desbastado, facetado y pulido de diamante

Esta es la etapa en la que se pierde una gran cantidad de materia con el fin de darle a nuestro diamante unas proporciones casi definitivas. Cuando hablo de proporciones me refiero a la forma final que queremos darle a nuestra piedra. Para llevar a cabo esto, se utilizan unos discos con polvo de diamante para tallar nuestro diamante. Se empieza con discos abrasivos de grano grueso y se termina con discos abrasivos de grano fino a medida que nos acercamos a las proporciones casi definitiva.

El facetado y el pulido son las etapas que darán el toque final. Aquí se dará finalmente las proporciones definitivas que va a tener nuestra piedra para, posteriormente, pulirla con el objetivo de conseguir unas facetas lisas y brillantes.

La talla brillante

La talla brillante es de sobra conocida por cualquiera que haya entrado en alguna joyería para preguntar por alguna joya con diamantes. Es una talla de referencia por ser la más utilizada y demandada en los diamantes.

Esta talla cuenta con 57 facetas aunque, si se realiza un corte en la punta del diamante, obtendremos una faceta adicional, es decir 58 facetas. Esta faceta adicional cuenta con un nombre que probablemente no olvides con facilidad: el culet.

¿Sabías que existen unas medidas ideales para la talla brillante? Marcel Tolkowsky, un ingeniero y familiar de talladores de diamantes, divulgó en 1919 un estudio donde se tenía en cuenta las propiedades ópticas del diamante y su refracción para establecer unas proporciones ideales.

Anatomía

Si estamos observando un diamante de manera lateral, podremos observar que la piedra se encuentra dividida en dos secciones separadas por una delgada línea llamada filetín o cintura. Esta línea delimita lo que se considera la parte superior (denominada corona), con la parte inferior, donde encontramos la culata o pabellón. En la parte inferior se puede dar el caso como, he mencionado hace poco, que exista otra faceta llamada culet.

Anatomia-diamante-brillante-corona-filetin-cintura-culata-pabellon-culet
©SIBG.ES

Si observamos el diamante desde un punto de vista superior, podremos ver las distintas facetas de la corona. Entre ellas podemos distinguir, desde el exterior hasta su interior, la media faceta superior, la faceta fundamental superior, la faceta estrella y por último la meseta o tabla.

Anatomia-diamante-brillante-media-faceta-superior-estrella-meseta-tabla-fundamental-superior
©SIBG.ES

Si finalmente miramos nuestro diamante desde un punto de vista inferior, apreciaremos otras dos facetas del diamante: la faceta fundamental inferior y la media faceta inferior.

Anatomia-diamante-brillante-faceta-fundamental-inferior-media-inferior
©SIBG.ES

Otras tallas derivadas de la talla brillante

Aquí te daré a conocer otras tallas que cuentan con la misma o parecida distribución de facetas que la del diamante. Lo que las diferencia de la talla brillante es su forma, que en estos casos ya no es redonda.

diamante-talla-pera
©SIBG.ES
diamante-talla-oval
©SIBG.ES
diamante-talla-marquise
©SIBG.ES
diamante-talla-corazon
©SIBG.ES

Pronto te traeré mucha más información para que te conviertas en un gran experto o experta en diamantes.

De los tres vídeos que has visto, ¿Qué proceso es el que te parece más interesante? Déjanoslo en los comentarios, ¡Queremos saber tu opinión!

Recibe descuentos exclusivos, promociones y las últimas noticias suscribiéndote a nuestra newsletter. 
SUSCRIBIRME A LA NEWSLETTER

Privacy Preference Center

error: Content is protected !!
Abrir chat
1
¿Hablamos?
Hola 👋 ¿Qué tal estás? Si necesitas algo, aquí me tienes!